Breaking News
Loading...

COMUNICARTE TV.

Publicidad

Publicidad

Publicidad 2

Publicidad 2
lunes, mayo 26, 2008

FestiNervo 2008

CÉSAR DELGADO MARTÍNEZ

Luís A. Bravo le apuesta al teatro que no hace concesiones. Al arte de Talía que no busca complacer al público, sino por el contrario, que lo golpea y lo sacude sin misericordia. Evidentemente no todos pueden entrar al juego del “infant terrible” del arte nayarita.
Ahora se trata de “Devastados” de Sarak Kane en versión libre de Luís A. Bravo, que se circunscribe a “la acción (que) transcurre en un habitación de un hotel en algún lugar de “Leed´s, con dos personajes que se encuentran después de mucho tiempo y…”
Dos personajes, hombre y mujer –Ian, Luís Ángel Escobedo y Cate, Reina Orozco- que sostienen una relación amorosa desde sus propias vidas atormentadas, mientras afuera del cuarto la guerra se da en todo su apogeo. La privacidad de la pareja se ve amenazada con la presencia del soldado (Miguel Alcántar) que cambia las reglas del juego que vivían los amantes.
La puesta en escena de Luís A. Bravo ha dado mucho de qué hablar, por el tema tan escabroso que trata. En pocas palabras se refiere a la violencia que ejerce el más fuerte sobre el más débil. Pero, la conceptualización de la obra es la que escandaliza a las buenas conciencias. El director teatral recurre al hiperrealismo, algo extraño en el teatro que se construye en las tierras nayaritas, donde dicho sea de paso, el arte contemporáneo sufre un rezago considerable.
Bravo parte de una propuesta agresiva, que sumerge al espectador (al menos a esta tecleador) en una desesperación mayúscula. De pronto tanta violencia (la sangre entre medio de las piernas de Cate violada) me revuelve el estómago. No hay vuelta de hoja. Se rechaza la obra por “fuerte”, por “descarnada”, como si la realidad fuera color de rosa.
Es cierto, técnicamente hay algunos deslices. (La puerta que se abre cuando está supuestamente cerrada con llave, je je). El desempeño de los actores que de repente no se les entiende lo que dicen. Recordemos, son jóvenes que se van formando en las tablas al no existir una carrera profesional de teatro en el Estado.
Una realidad, que no es para nada una justificación.
Los chavos teatristas tienen la responsabilidad de prepararse más. De asumir con un bagaje técnico lo expresivo de sus actuaciones. Luis A. Bravo por lo pronto lanza nuevas propuestas que seguramente generan una forma diferente de hacer teatro.
csardelgado@yahoo.com.mx

contrata publicidad

contrata publicidad

Chics 40 Años

Chics 40 Años