Breaking News
Loading...

COMUNICARTE TV.

Publicidad

Publicidad

Publicidad 2

Publicidad 2
miércoles, mayo 13, 2009

Ella más que nada se fue,
pues,
siguiendo el amor. ¡Ahora que si!


D.R. (c) Emma García Figueroa

Ella más que nada se fue, pues, siguiendo el amor ¡ahora que si!, porque su esposo se fue antes que ella buscando nuevas oportunidades
Cuando se fueron, ella tenia una bebe de tres meses. Era su primer bebe. Se tuvo que ir en el tren......en el burro, porque pues, no tenía para más y era el más barato. Se fue hasta Mexicali.
Ella nunca había viajado en el tren, pero lo que quería era irse. Se fue con todas sus chivas, ¡ahora que si! con todo y su bebe. Allá la iba a esperar mi cuñado.
Sufrió por todo lo que hacia el tren y luego el caloron, después el friazo.
Hasta la bebe se le enfermo. Además Mexicali, es mas frío que Tepic. Más que se fue en Diciembre. Hace 18 años aproximadamente, fue en el……como en el 1991.
Llego a Mexicali con una tía política, de nosotros. Ella y su familia fueron las que la empezaron a conectar con los que la iban a pasar, porque mi cuñado en si no tenia muchos contactos que la ayudaran.
El ya esta en el otro lado, en San Diego. Se fue a San Diego el muchacho y ahí estuvieron. Siempre estuvieron ahí.
Por fin mi cuñado consiguió con un pariente que lo conecto con alguien que las ayudara a pasar por eso se paso de Mexicali a Tijuana.
Decía ella que se le hizo bien triste:
De principio yo me reía pero de nervios, porque corríamos todos. Nos pasaron por el cerro y yo iba con la bebe.

En Mexicali pues ya le dijeron más o menos como era para pasar. Decía:
Yo nada mas traía mi canguro donde metí a mi bebe. Corríamos, corríamos. Me acuerdo que decían ¡agáchense! Y yo pues trai el canguro flojo para cuando me decían ¡agáchense! hacérmelo a un lado para poderme agachar con todo y ella.
Había unas señoras que se tropezaban y se caían. Cuando íbamos corre y corre solo decían ¡agáchense! que ahí vienen. Nos agachábamos, lo bueno es que la hierba estaba alta y nos tapaba. Ahí nos quedábamos casi sin respirar todos espantados.
La bebe ¡pobrecita!, nunca me dio lata. Nunca le di biberón, solo puro pecho. En una de esas quería llorar, pero pronto saque ahí la chichi y que se pega. Ya no lloró, no era enfadosa, pero por cualquier cosa con el chupon la entretenía.
Nos llevaron a una casa y ahí estaba quien nos iba a recoger. Mi esposo ya fue por nosotros.

Me platico que el tren olía mal, muy feo es que va gente de toda. Le toco con un viejito pues ¡hay noo! como olía. Siempre decía:
Me acuerdo.... mis tristes recuerdos ¡ahora que si! porque yo me imaginaba el tren, pues bonito. Por los paisajes que decían que era bien bonito. Nombre y luego me toco lejos de la ventanilla ni para siquiera ir viendo y luego con la niña…… fue.... un batallar.
Pero nombre cuando llegue allá reaccione de todo lo que había pasado. Eso fue en un lapso de…… de cuatro días: Tepic, Mexicali, Tijuana el cerro, todo tan triste. Me prometí a mi misma que no volvería a pasar por eso y menos con mi bebe. Hasta que tenga papeles voy a volver a salir porque yo nunca voy a volver a sufrir lo que sufren todos. El montón de gente lo que hacen para venir al otro lado.

Le dacia a mi mamà:
No mamà yo me voy a aguantar un rato hasta arreglar papeles o a ver que, porque yo por el cerro yo ya no, ya no.

Regreso hasta 6 años después, sin papeles, pero con dos niñas. Para salir ya no había bronca, sus cuñados tenían papeles. Con los papeles de sus niñas salieron y entraron mis sobrinas. Primero pasaban a las niñas por la línea y después ella con los papeles de su cuñada.
Cuando se regresaron la primera vez la pasó su cuñado escondida en el carro. Decía que tuvieron suerte porque les dieron el pase.
La última vez que ella vino ya no tuvo suerte. Por eso mi cuñado no quería que viniera hasta que arreglaran sus papeles, le decía: ya no quiero que te arriesgues tanto.
Pero ella quería venir acá, venir a ver a mi mamà.


Bueno, le dijo, te vas a ir yo me paso primero. El si podía, le conseguían un permiso. Esa vez duro casi los 15 días en Tijuana, dos veces la agarraron.
Nos llevaron a un lugar donde te meten cuando te agarran. Yo traía la mica de una americana, que se llamaba Dolores.
Estaba yo sentada y el migara me dijo ¡Hey! Dolores, pero pues yo ni me acordaba
que me llamaba Dolores. Que voltea, se me quedo viendo y me dice.......No te llamas así ¿verdad? Y ni me gusta el nombre, ¿Uste cree que iba a voltear?

Si, aunque duro mucho para pasar fueron puros intentos por la línea. Por el cerro nunca se volvió a venir.
Y ya, pues allá se enfermo, ya no se pudo venir. Allá se quedo para siempre. Ya ve que difícil fue cuando mi mamà quería ir a verla al hospital.
Allá están los niños, dicen que se van a venir, pero no todos. Solo los dos más chiquitos. Van a venir para que los operen porque traen anginas, no se las quitaron. Allá le salen bien caras.
Yo le platique a mi cuñado que el Hospital Central esta bien. A ver cuando los trae.
Y pues esa es la historia de mi hermana. Mi hermana se llamaba Gladis, si Gladis y su tren.

Esta historia me fue relatada por Lilia, la hermana de Gladys. Lilia Esther Montes Ponce en el año 2008 en la Ciudad de Tepic, Nayarit. México.

contrata publicidad

contrata publicidad

Chics 40 Años

Chics 40 Años